Tómate un café contigo mismo

Seas quien seas y te dediques a lo que te dediques, tienes una sola cita que debería ser ineludible en tu agenda: una cita contigo mismo.

Busca en tu calendario veinte minutos de tu tiempo. Elige una cafetería, un parque o un lugar que te guste especialmente, pero fuera de tu casa y de tu trabajo.

Te recomiendo apagar cualquier dispositivo electrónico para evitar interrupciones. Coge papel y boli. Reflexiona brevemente sobre estos puntos: ¿cómo estás?, ¿cómo te sientes?. No deberías dedicar más de diez minutos a esta reflexión.

Pasa entonces a la pregunta clave: ¿qué es lo que quieres?

Debes escribir lo que quieres realmente, sin censura, sin pensar, en qué dirán los demás, en si es posible o no. Deja salir franca y libremente LO QUE QUIERES.

Ahora no nos interesa saber ni cómo ni cuándo lo conseguirás, ni los pasos a seguir, así que no pierdas tiempo ahora en estos detalles.

Debes ser muy sincero y tener claro qué es lo que quieres TÚ y no otras personas de tu entorno. Si lo que escribes te da pudor, te pone nervioso o te produce cierta sensación de miedo o vértigo, seguramente vas por buen camino. ¡Adelante!, ¡sin miedo!, ¿Qué quieres tú?, ¿Qué es para ti una vida 10?

Sólo tú sabes qué es para ti el éxito, hay muchas versiones del éxito: puede ser más tiempo libre, viajar más, tener más dinero, una profesión que te realice…

Al describir lo que realmente quieres, debes ser muy específico, cuantos más detalles, mejor.

Si te resulta difícil empezar a escribir, aquí te ofrezco algunas preguntas que pueden orientarte. Puedes descargarte este PDF.

No tienes por qué utilizar este modelo, puedes hacerlo en tu libreta preferida o en hojas sueltas. Pero sí es importante que lo escribas a mano y no a ordenador.

Si realmente has dejado salir tus pensamientos sobre lo que de verdad quieres, te sentirás motivado, expansivo, más libre. Y lo más importante, como leí hace tiempo en algún sitio: “¿podrías hacer un puzzle de 10.000 piezas sin ver la foto final?“ Seguramente la respuesta es no. Tras este café contigo mismo, ya dispones de tu foto final, así que sólo te falta colocar las piezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>